Las raíces del odio

No importa cuánto busquemos las raíces del odio colectivo; siempre nos vamos a encontrar con lo mismo: la frustración individual.

Por eso son tan importantes las utopías y los sueños. Esas cosas que no puede comprar el dinero.

Por eso los llamados líderes mundiales se equivocan cuando insisten con el dogma del desarrollo tecnológico y del crecimiento infinito de la economía.

Se olvidan de cosas tan importantes como la poesía, en todas sus formas.

jm, dic 2021

audio:

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.