la película más triste

‘Campeón’ es la película más triste

Un estudio científico determina que el filme permite descubrir emociones en las personas.- El filme de Rob Reiner ‘Cuando Harry encontró a Sally’ (1989), la más divertida de todos los tiempos

Billy Flynn (Jon Voight) es un alcoholizado exboxeador que vive en un hipódromo junto a su hijo (Rick Schroder). Un día, tras reencontrarse con la madre del chaval, decide volver al ring y probar su valía ante su vástago. En su último combate Flynn cae destrozado por su oponente y, tras llamar agonizante a su pequeño, muere. “Campeón, ¡despierta! No duermas ahora. ¡Tienes que ir a casa!. Es la secuencia que convierte a Campeón, de Franco Zeffirelli (1979), como la película más triste de la historia. Así ha concluido una investigación de la Universidad de California, divulgada recientemente por la revista del museo Smithsonian.

El estudio, realizado por James J. Gross y Robert W. Levenson, revela que la secuencia final de Campeónse ha convertido en una pieza clave en los laboratorios de psicología del mundo para determinar si una persona deprimida es más propensa a llorar que una que no lo está, e incluso para detectar si una que está triste tiende a gastar más dinero. A través de la imagen también se puede determinar si las personas mayores son más sensibles al dolor que los jóvenes. “Todavía me siento triste cuando veo a ese niño llorar con todo su corazón”, dice Gross, citado por la publicación californiana. El momento cumbre de la película dura 2 minutos con 51 segundos.

El drama, estrenado en 1979 y con la que Schroder, con solo 9 años, ganó un Globo de Oro a mejor actor revelación, es capaz de producir en el espectador una tristeza profunda que otras secuencias infantiles como Kramer contra Kramer (Robert Benton, 1979) o la muerte de la madre del tierno ciervo protagonista de Bambi, del clásico Disney de 1942.

La investigación científica se remonta a 1988. Robert W. Levenson, profesor de psicología en la Universidad de California, y su estudiante graduado, James Gross, ahora profesor de la Universidad de Stanford, pidieron recomendaciones de películas a expertos y críticos de cines, así como a sus propios colegas. La idea, según explica la revista californiana, era identificar los momentos de filmes capaces de provocar reacciones emocionales en las personas y a partir de ello, desarrollar un catálogo que sirviese de instrumento en los laboratorios psicológicos.

La película más divertida

Durante 20 años de experimentación y evaluación de más de 250 películas y entrevistas a casi 500 personas, la investigación también desvela que la secuencia del orgasmo fingido por Meg Ryan enCuando Harry encontró a Sally (Rob Reiner, 1989) es la más divertida de la historia. El Resplandor de Stanley Kubrick (1980) protagonizado por Jack Nicholson encarnando al esquizofrénico Jack Torrence. Le sigue El silencio de los corderos, de Jonathan Demmen, 1991.

De las 250 películas evaluadas, solo 78 fueron seleccionadas. De ellas, 16 filmes fueron los que provocaron emociones contundentes en los espectadores. “Algunas secuencias de la película fueron rechazadas debido a que obtuvieron una mezcla de emociones. Se detectaron momentos que provocaban ira y tristeza en fragmentos donde se apreciaban momentos de injusticia”, según explica la revista. Aunque en un inicio se creyó que la investigación ser realizaría en corto tiempo, al final se tomó años. “Todo el mundo pensó que era fácil”, afirma Levenson, citado por la publicación estadounidense.

[Fuente: El Pais de Madrid]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s