Los servicios secretos también apoyan el arte

En 1970 los servicios de inteligencia de EE.UU. (CIA y otros) tenían un presupuesto de 8 millones de dólares e invertían en propaganda (artículos, editoriales y cables plantados) en diarios, revistas, radios, TV y en la promoción de canciones y libros en casi todos los países de la región—incluso en Estados Unidos, a pesar de que no tenían jurisdicción (Operation Mockingbird).

Hoy su presupuesto de 60.000 millones. No vamos ser malos y pensar que dejaron de apoyar el arte y la cultura con un poquito más.

JM, octubre 2021