El otro Brasil, el poderoso País del pasado

El “quilombola” Luciano Simplício fue blanco del ataque de un comerciante bolsonarista nacido en la ciudad de Portlegre (RN). Alberan Freitas, dueño de un pequeño mercado, ató a un niño en situación de calle, lo golpeó y lo arrastró por la calle.

Tampoco es casualidad que Brasil haya sido el último país de las Américas que abolió la esclavitud (1888, 60 años después de las repúblicas) como no es casualidad que muchos esclavistas confederados, derrotados en EE.UU en 1865 (luego vencedores en la guerra ideologica, como propongo en el proximo libro a salir este año publicado por la Universidad de Valencia), emigraron hacia allí.

Ambos países se parecían mucho. Todavía se parecen mucho en algo.