Axioma

(poema inconveniente)

No hay mérito no hay honor 

en la lucha

que defiende al poderoso.

Solo medallas de lata

*

No hay mérito no hay brillo

en las razones

que defienden al poderoso.

Solo intereses prestados

*

No hay mérito en la lucha

en la inversión de bajo riesgo

contra los peligrosos de abajo

con las poderosas armas

con el dinero de los de arriba

*

Todo lo contrario.

Esa herida secreta del secreto

mercenario

debe doler mucho

Nunca se cierra

ni con los restos del botín

*

Ni con los tristes honores

que las torres, los caballeros

los alfiles y los reyes otorgan

a los peones que de rodillas

sonríen con orgullo

*

Por eso, con tanta frecuencia

a esta condición inevitable

de oro, de hierro y de plomo

se le suma la promesa

de un paraíso para los criminales

y de un infierno para las víctimas

*

Porque si hay algo que no tienen

los poderes que gobiernan el mundo

es una pizca de tontos

*

Tontos, son los otros.

*

jm marzo 2021

Axioma (poema inconveniente)

audio

3 comentarios en “Axioma

  1. Me hace recordar su poema a un personaje que torturaba a otro; este le pregunta si no le da asco lo que está haciendo y tiene por respuesta: más de lo que crees, pero debo cumplir mi deber” Así se excusa.En América se trataba de infieles.Pero no arreglaría nada que reconocieran su maldad. Sospecho hay una puerta secreta a las dimensiones profundas del ser, abierta para el oprimido y cerrada para el opresor, a pesar de las apariencias. Pero los abismo de miseria y dolor que encierra o contiene la condición humana, es un verdadero tesoro. “Sangre del pobre, moneda con la que todo se paga” decía León Bloy.Pero las grandes religiones hacen advertencias tremendas a los opresores, que mejor tener en cuenta, pues de este boliche nadie se va sin pagar, sin restituir hasta el último centésimos: No hay una sola eternidad, dice la canción

  2. la pregunta y la respuesta de esos personajes como que pertenecen a universos paralelos.
    cierto, las grandes religiones hacen advertencias tremendas a los opresores–y son el primer instrumento al que echan manos los opresores.

Responder a Jorge Majfud. Poema Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .