Franz Tamayo. Creación de la pedagogía nacional. [1910] (Notas sobre Bolivia)

Tamayo, Franz. Creación de la pedagogía nacional. [1910] La Paz: Puerta del Sol, 1981.

[Serie de ensayos breves publicados cada semana en “El Diario”]

El autor define su libro como “libro de batalla y de reflexión” (7).

Critica el proyecto de hacer un país europeo de Bolivia creando universidades. 9.

“Lo que hay que estudiar no son métodos extraños, trabajo compilatorio, sino el alma de nuestra raza” (10).

“Tratemos de formar bolivianos y no jimios franceses o alemanes. Tratemos de crear el carácter nacional que seguramente (podemos afirmarlo a priori) es del todo diferente del europeo” (11). [Martí]

La instrucción no es suficiente. “La más viva y directa manifestación de esta región interior del hombre, no son las ideas ni los conocimientos; son las costumbres” (14)  [Ortega y Gasset].

“Muchos creen que la instrucción trae consigo también la educación del carácter y la adquisición de buenas costumbres. ¡Error gravísimo! Cuando no hay fondo moral, la instrucción es un peligro, y la ciencia puede llegar a ser una plaga” (15).

Pero como no hay científicos, pedagogos bolivianos, hay que buscarlos afuera, en Europa (17).

En Bolivia no hay educación, aparte de la primaria.

“Lo poco que en el país existe de alto comercio está en manos de extranjeros” (18), las minas, los ferrocarriles…

“Otro ejemplo: ¿Qué sería de la maravillosa república Argentina sin extranjeros […] allá donde los extranjeros no han llegado aún, los argentinos se están como estamos nosotros?” (19). [Alberdi: importar extranjeros]

“Cuando pedimos el contingente extranjero, no pedimos profesores que vengan a enseñar una ciencia, sino sabios que vengan a crear un método” (21).

El estudio hecho en Europa servirá como preparatorio, pero no es suficiente. Es necesario el conocimiento que se genere den Bolivia. 35.

Habla de la imagen que hasta hacía poco tenían los europeos del Japón, como un pueblo bárbaro al que se le enviaban misioneros jesuitas como a Paraguay. En poco tiempo Japón ha aprendido lo exterior de Europa. 38. Pero no existe una “europeización de Japón” como los necios de Francia dicen. 38.

“Hablad de la europeización de Buenos Aires o de Nueva York; pero no de la de Japón […] en Japón hay una civilización europea; pero la cultura toda, es decir el alma y la médula, son japonesas” (38).

Hay más distancia entre el alma japonesa y la europea que entre la italiana y la yankee. 39.

Raza

Por qué no podría tener Bolivia un “carácter nacional” a pesar de su heterogeneidad racial? 42.

“[El carácter nacional] Es la manifestación constante de una ley biológica, tratándose de una nación” (45).

“la duda racial”: cuando una nación no sabe qué pesar de sí misma, está a punto de desaparecer. 49.

“[Debemos] despertar la conciencia nacional, que equivale a despertar las energías de la raza” (50). [parámetros y unidades constitutivas del lenguaje ideológico: raza: XIX; nación-país: XX; ]

“más tares de hombre de estado que pedagogo”: aquella que pueda abarcar la generalidad de los problemas de país, para saber qué quiere y qué puede. 51.

“¡Ideal de la humanidad! Esa es una irrealidad que no ha existido nunca sino como producto artificial y falso del romanticismo francés  ¡oh ingratísimo Rouesseau!) y que las naciones no han practicado jamás, ni hoy ni antes. Imaginaos un poco el imperio romano o el imperio británico teniendo por base y por ideal el altruismo nacional. ¡Qué comedia!” […] la vida toda es lucha sin tregua, lucha de intereses lucha en todo terreno y en todo género, en los mercados lo mismo que en los campos de batalla. […] ¡Altruismo!, ¡verdad!, ¡justicia! ¿Quién las practica con Bolivia? ” […]  ¡Hablad de altruismo en Inglaterra, el país de la conquista sabia, y en Estados Unidos, el país de los monopolios devoradores!. El nuevo oráculo délfico que habrá que grabar sobre la portada de nuestras escuelas, no será el de haceos sabios sino el de haceos fuertes.” (54).

“¿Quién ha defendido ese famoso ideal [de la humanidad]? ¿La Biblia? ¿Cuál de nuestras infinitas filosofías. En el terreno de la realidad, ¿cuál de las naciones?, ¿cuál de las razas? ¿Es tal vez el sensualismo estético y espléndido del Renacimiento italiano? ¿O el egoísmo sabio, triste y puritano de Inglaterra? ¿O el imperialismo brutal, erudito, minucioso y hambriento de Alemania?” (54).

Esta es la orientación errónea de la pedagogía boliviana: el “ideal de la humanidad” 55. [krausismo]

“el cholo, en sus condiciones actuales y pasadas, no siempre ha sido ni es un sano elemento de orden y de estabilidad sociales” (69). Gracias a la instrucción primaria ha logrado alfabetizarse y posicionarse en el Estado.

“Qué hace el indio por el estado? Todo. Qué hace el estado por el indio? Nada” (71). Típico de su raza: el indio es siempre autosuficiente, aún en su pobreza. 72.

“el trabajo, la justicia, la gloria, todo se miente, todo se miente en Bolivia; todos mienten, menos aquel que no habla, aquel que obra y calla: el indio” (73).

“Hay dos fuerzas que la historia ha puesto en América una frente a otra: el blanco puro y el indio puro” (75).

Rencor del indio por la brutalidad colonial. 76.

La alfabetización del cholo produce en él una “agua intensificación de la personalidad” (83). Crea en él la conciencia de haber ascendido un paso en la conquista de la “conciencia intelectual”, de despertar de una “fuerza dormida”.

Pero este paso de superación no se dá; es sólo un arma personal en el cholo. 84.

Por su ciudadanía ganada por la instrucción: “El cholo se da cuenta enseguida de que es una fuerza pública, puesto que los demagogos se lo prueban periódicamente; y esta condición no hace más que empeorar el mal” (84).

La instrucción primaria: “Cuando el indio la adquiere, es el primer paso que da hacia la comunidad nacional” (85).

“El indio se desmoraliza y se corrompe al aproximarse a vosotros, a vuestra civilización, a vuestras costumbres, a vuestros prejuicios; y de honesto labrador o minero, pretende ser ya empleado público, es decir, parásito nacional” (86).

“el resorte de la ciencia nacional está en el esfuerzo privado. Nada esperemos de la ciencia oficial, que en ninguna parte ha existido seriamente, por lo demás. El estado lo más que puede es ‘organizar’ la iniciativa privada” (91).

Reclama la ayuda europea para “enseñarnos a enseñar” (92).

El indio puede mantenerse analfabeto y ser aún el factor de equilibrio político y económico. 95. La instrucción primaria no es todo. En el caso del cholo el efecto es negativo.

“profesemos en nuestras escuelas la energía nacional” (99). La fuerza de la raza, y el carácter nacional, el orgullo nacional. 99.

“hay que enseñar el amor de la acción en todas sus formas, combatir la pereza de la raza, secuaz y tradicional” (99).

El mestizo, “bajo el punto de vista de la raza, es una forma destinada un día a realizar una síntesis biológica de nuestra nacionalidad” (109).

Dos características del mestizo: los rasgos físicos autóctonos y los caracteres intelectuales de origen y naturaleza europeos. 113.

[Más contradicciones:]

“El indio, por sus íntimas condiciones sociales, económicas, educativas, etc., no piensa” y el blanco americano alcanza una rápida degeneración que lo anula para todo esfuerzo mental y físico. 114.

“Seguramente en la inteligencia mestiza se encuentran las más brillantes calidades y las más varias” (114). Le falta carácter a su inteligencia. 117.

Menciona los logros pasados de los incas en la organización de grandes sociedades.

El indio sostiene una unidad moral que no se ha quebrantado con la conquista. 134. [Pone la esperanza en este grupo étnico como base de aquel carácter nacional]

Elogia la moralidad del Upanishad, de India, 5.000 años atrás, antes de los Evangelios y de Kant y Espinosa. 137. No hay nada que inventar en moral.

Pone un ejemplo del transporte de mercancía valiosa que hacen los indios con la sola garantía de su palabra. También la paz que reina en sus dilatados territorios. 138.

“Se ha hablado y se habla del alcoholismo indígena, y, de tanto repetirlo los mismos extranjeros que observan se dejan influenciar del prejuicio. ¡Pero abrid los ojos! ¡Si hay alcoholismo boliviano es, sobre todo, alcoholismo blanco y mestizo!” (138).

“La moralidad del indio, incomparablemente superior a la del cholo, y mucho más a la del blanco, es indiscutible” (141).

Indio: minero, labrador , etc (productivo)

Cholo: sedentario: zapatero, sastre, cerrajero.

Blanco: intelectual, consumidor. 141.

El trabajo pedagógico se debe comenzar por los gobernantes. 142.
No se puede aplicar los mismos métodos pedagógicos al cholo que al indio. 145.

El problema del indio es la inteligencia: porque está lejos de las formas del europeo. 149.

Vuelve a hablar de Bs As pero ahora parece otra posición:

“todo lo que hay de esfuerzo creador en todo sentido, grande o pequeño, pertenece al inmigrante europeo —blanco—; todo lo que hay de pereza y atraso endémicos desde hace trescientos años, pertenece al autóctono sudamericano —¡blanco!—. Esto va de blanco en blanco, señores pedagogos”. (151)

“Probablemente el indio es una inteligencia secularmente dormida. […] Históricamente el indio es una gran voluntad y una pequeña inteligencia. Sobre todo el aymará, desde su legendaria y prehistórica resistencia a todo yugo” (153)

Al hablar de “carácter nacional” siempre se ha pensado en el blanco, porque son los más visibles en política, etc. 165.

Jorge Majfud’s books at Amazon>>

cine pilitico

Anuncios

Alcides Arguedas. Pueblo enfermo. (Notas sobre Bolivia)

Arguedas, Alcides. Pueblo enfermo. Contribución a la psicología de los pueblo Hispano-Americanos. Barcelona: Vda. De Luis Tasso, 1909.


Notas subrayadas

Prólogo de Ramiro de Maeztu: “El patriotismo, amor al cabo, ha de ser grillete, no ceguera. Hemos de ver a nuestra patria tal como es, pero no quererla por ser como es, pues entonces seguirá siendo eternamente así” (11).

 

Cap I: Influjo del medio físico sobre el desarrollo material

3 regiones. Detalles geográficos.

Cap. II El problema étnico en Bolivia.

Inicia con el reconocimiento de la ciencia de su época de la imposibilidad de definir categóricamente qué es raza y cuáles son. 32.

“el cholo (raza mestiza) en cuanto sale de su medio ya es señor, y, por lo tanto, pertenece á la raza blanca” (32).

“la calidad étnica de un individuo se mide por su figuración social” (32).

Predominio del mestizo. Más componente indígena que español, pero se creen descendientes de españoles.

Quechua y aymará.

Arguedas considera “las razas sólo bajo el punto de vista psicológico” (34)

 

Datos de la época (1900)

Indígenas: 900 mil

Mestizos: 480 mil

Blancos: 230 mil

Negros: 4 mil

No especificados: 120 mil.

Saben leer: 210 mil / Analfabetos: 1.500.000.

El aymará vegeta y cultiva un “suelo estéril en que, a no dudarlo, concluirá pronto su raza” (36).

“Nótese en el hombre del altiplano, la dureza de carácter, la aridez de sentimientos, la absoluta ausencia de afecciones estéticas. El ánimo no tiene fuerzas para nada, sino para fijarse en la persistencia del dolor. Llégase a una concepción siniestramente pesimista de la vida. No existe sino el dolor y la lucha” (38).

“Fueron los incas quienes le dieron nociones de divinidad y llegaron a aceptar fácilmente toda suerte de creencias” (38).

“ausencia completa de aspiraciones [de los aymara] Nada se desea, nada se aspira. […] el alcohol es el lujo de esos hombres. Quien tiene, bebe: esto es lógico. Y, al fin hombres, la vanidad posesiva es particularidad suya también” (39).

“jamás se llega a la exaltación pasional. El lenguaje afectivo es parco, pobre y frío” (39).

[conocía Arguedas esta cultura, realmente?]

“La conformación física de esta región [llana] poco simpática, ha impuesto, repito, rasgos duros en el carácter y constitución del indio” (39).

Su rostro es “poco atrayente y no acusa ni inteligencia ni bondad” (39).

“ya en los valles, la misma raza adquiere aspecto simpático; se ven rostros graciosos y hasta bonitos en las mujeres” (40).

“Es duro, rencoroso, egoísta, cruel, vengativo y desconfiado. Le falta voluntad, persistencia de ánimo, y siente profundo aborrecimiento por todo lo que se diferencia. De ahí su odio al blanco” (40).

Su dicha es andar con ropa bordada y borracho el mayor tiempo posible (40).

“en su casa la miseria absoluta, el abandono completo […] en la casa del indio no hay nada sino suciedad” (40).

“En toda la extensión de la República se ven ranchos de indios diseminados por los campos, por los montes, por los valles y quebradas, en terrenos pertenecientes, en su mayoría, á los señores propietarios” (40).

Altiplano: frío cruel y viento de las cumbres andinas; llano a 3.700 metros de altura.

“Cuando apenas el niño puede sostenerse sobre sus gordinflonas piernas, comienza a utilizársele, porque el indio trabaja desde los dos años hasta que revienta” (41).

Sienten “el odio contra los blancos, ese odio inextinguible y consciente porque nace de la crueldad que éstos usan con los suyos” (42).

La mujer “Ruda y torpe, se siente amada cuando recibe golpes del macho; de lo contrario, para ella no tiene valor un hombre. Hipócrita y solapada, quiere como la fiera, y arrostra por su amante todos los peligros. En los combates lucha a su lado, incitándole con el ejemplo, dándole valor para resistir. La primera en dar cara al enemigo y la última en retirarse en la derrota, jamás se muestra ufana del triunfo” (43).

El indio “Ferozmente conservador, jamás acepta innovación alguna en sus hábitos y costumbres heredados. Es pero que el chino en este punto” (44)

[Traduce todas las cifras de pesos en francos]

Son imprevisores con las producciones, lo que llevó a una hambruna a finales del XIX.

“Aun los blancos de cierta categoría dijeron de maldiciones divinas, y los curas de pueblos y aldeas propalaron entre sus ignorantes feligreses indios, enojos de Dios contra la decaída raza y su deseo de hacerla desaparecer por inobediente, poco sumisa y poco obsequiosa” (45).

“Sojuzgado, pues, el indio por diferentes creencias contradictorias […], su alma es depósito de rencores acumulados de muy atrás, desde cuando, encerrada la flor de la raza, contra su voluntad, en el fondo de las minas, se agota rápidamente, sin promover clemencia en nadie […] Hoy día, ignorante, degradado, miserable, es objeto de la explotación general y de la general antipatía. [Hasta que un día explota] oyendo a su alma repleta de odios, desfoga sus pasiones y roba, mata, asesina con saña atroz. [Luego] Van soldados bien municionados; fusilan á cuantos pueden; roban, violan, siembran el pavor y espanto por donde pasan.” (47).

“El dominio del cura sobre el indígena es incontestable y fatal” (50).

Pero los curas tomaron la carrera eclesiástica, casi en su mayoría en Bolivia, para enriquecerse. 50.

“Pongo”: un colono que trabaja por una semana en una hacienda. El “pongueaje” es gratis. 54.

“Cuando un patrón tiene dos o más pongos, se queda con uno y arrienda los restantes, sencillamente cual si se tratase de un caballo ó de un perro, con la pequeña diferencia que al perro y al caballo se les aloja en una caseta de madera ó en una cuadra y á ambos se les da de comer; al pongo se le da el zaguán para que duerma y se le alimenta de desperdicios […] Este servicio obligatorio no ha sufrido modificación alguna en la región explotada por los ferrocarriles” (54).

Los propietarios no usan los trenes para transportar las cosechas porque son más baratos los indios y las mulas. 55.

Los colonos pueden ser expulsados de las tierras de los patrones, aunque hayan vivido y trabajado allí por generaciones. 56.

Los soldados tomaban a los indios de los pelos y a fuerza de sablazos los llevaban para limpiar cuarteles o les roban las ovejas para mantener a una tropa del ejército que está de paso (57).

Una historia general para describir las costumbres: “el buey y su hijo de siete años están embargados por el cura á cuenta de los derechos del entierro de su mujer” (57).

“Exasperada la raza indígena, abatida, gastada física y moralmente, inhábil para intentar la violenta reivindicación de sus derechos, hace entregado al alcoholismo de manera alarmante. […] ignora en absoluto su acción depresiva […] Al indio no se le ve reír nunca sino cuando está ebrio.”(59).

Transcribe una tabla donde se muestra la gran proporción de indígenas en las cárceles en comparación a mestizos y blancos, y de analfabetos en proporción con los que saben leer. 59 [no olvidar las proporciones de la población en general, aunque parece igual desproporcionado]

El altiplano se despuebla. 60.

Escrito de M. Sisson (yanki): “ ‘Los trabajadores de las minas de Potosí sólo viven cerca de diez años, porque trabajan treinta y seis horas seguidas; esto lo hacen voluntariamente; sólo descansan a pequeños intervalos y beben demasiado, con mucha frecuencia’” (62).

 

El mestizo, el cholo. Tendencia a la diversión política. El político boliviano halaga a las masas “animado del espíritu ovejuno, que dice Nietzsche” (63).

“si no tiene nada, será fanático por las violentas ideas de reivindicación de los derechos sociales, y llegrá al anarquismo intransigente y feroz; así como, si posee algo, será conservaros intolerante, irreductible…” (63). “Es la clase dominadora, desgraciadamente, en el país” (65).

La raza blanca. “Holgazana y parca en ambiciones […]” (65). Como el cholo es conservador. Falto de disciplina. 65.

III. Psicología regional

Aymara: Casi no se han mezclado con los españoles. Son mentirosos. Creen que podrían llegar a formar una nación aparte, feliz. 70.

Los collas también buscaban oro para pagar tributos a los incas. “entreteníanse en horadar el suelo para encontrar oro codiciado por los mensajeros de los incas y, pagado el tributo, volvían a su soledad angustiosa, altivos y hoscos” (71).

Entiende que hay más suicidios en La Paz, no sólo por el abuso del alcoho sino por la monotonía de las líneas y los colores. Diferente, en Cochabamba el suicidio es un escándalo. Se lo atribuye a la diversidad del valle, al vuelo de la imaginación que hasta se convierte en “megalomanía, hoy enfermedad nacional” (72)

En La Paz no hay crímenes pasionales. “La hembra, siempre codiciada, seduce pero no apasiona” (73).

“en lo único que no es parco es en el alcohol, bien que el alcoholismo se ale vicio nacional por excelencia” (73).

“Tiene toda la violencia de carácter de los hispanos y la mansedumbre triste de los esclavos indios” (73).

Cochabamba: menor número de analfabetos. 77.

  1. El carácter nacional

Grandes rivalidades y odios entre las regiones. Diferencias ancestrales, luchas entre aymaras y quechuas. Buscan el artificio de fachadas para presumir sus adelantos. 92.

En Bolivia, cada ciudad “Cada una simboliza un hecho de armas, una historia, un desastre ó el hallazgo de una mina” (93).

“El odio de castas es distinto y arranca desde la conquista. El conquistador al despojar de lo suyo al indio, creyó que no sólo podía disponer de sus bienes y tierras, sino, y especialmente, de su persona. Y la poseyó, en efecto; poseyó sus mujeres…” (95).

“Odia todo lo que sobresale ó se caracteriza por algún mérito, siendo terrible como enemigo” (95).

“II. Otra de las singularidades del carácter nacional es la propensión general de alcanzarlo todo mediante la ayuda del Estado. Semejante particularidad no sóloes  común a los pueblos de composición netamente aborígena, ó de procedencia ibera, sino a todos los dichos latinos ó de raza latina, aún á los más civilizados, según palpablemente nos lo demuestra M. Le Bon [Psychologie du socialisme]” (97).

Dicho popular “‘engañar al Estado no es engañar á nadie’” (97).

“Semejante pasión empleomaníaca—inútil parece advertirlo—es causa primera y origen de la decadencia del comercio y la industria” (98).

“Esta semi-indigencia obedece a que en Bolivia el trabajo aún sigue considerándose como maldición divina” (98).

“los bolivianos somos aficionados a concebir vastos negocios, gigantescos proyectos, pero nada más que a concebirlos, nunca a ejecutarlos” (100).

  1. Una de las enfermedades nacionales

“Todo es inmenso en Bolivia, todo, menos el hombre” (109).

“El parlamento boliviano está compuesto—como casi la mayor parte de los parlamentos de los países sudamericanos—de dos grupos: del que incondicionalmente ataca al gobierno y del que sistemáticamente lo apoya” (110).

“la oratoria es preocupación general. Se ha visto que la palabra eleva y da prestigio: hoy son oradores todos. Faltan ideas, pero desborda el verbo. (115).

Del los 1.700.000 habitantes en 1909, sólo 210.000 sabían leer. Pero habían 7 universidades, tres de las cuales tienen sólo 3 facultades: derecho, medicina y teología; una dos: derecho y teología; y tres una: teología. 120.

Faltan escuelas y sobran universidades: 125.

Pero “para que un pueblo tenga conciencia de su valer, es necesario que la entalidad emane de la masa, que la luz surja de abajo” (126).

Cuando se envió pensionaos para completar estudios en Argentina la mayoría no pasó los exámenes de ingreso o volvieron porque no sabían leer francés. 127.

  1. La prensa, factor de decadencia colectiva

“Los periódicos de Bolivia constan, por lo común, de cuatro páginas, de las que dos están reservadas á los anuncios y reclamos….” (129). Se dedican a insultar al gonbernante o a ensalzarlo hasta el extremo. Incluso algunos artículos abundan en latín, para que suenen más rimbombantes. 130.

“El servicio telegráfico de estos periódicos es nulo. Nada de fuera interesa” (130).

Patriotismo formalista de la prensa. 139.

En las provincias “la política y la crónica local lo absorben todo. Su lectura es, por eso, embrutecedora, como la masturbación” (141).

VII: Causas de la decadencia física

Escasa legislación matrimonial, alcoholismo, escasa higiene y mala alimentación. 151.

En Bolivia la mujer no participa del feminismo de otros países. 151. Habla de las mujeres de raza blanca, porque la india y la mestiza no ejercen ninguna influencia en la sociedad. 152.

Bolivia como le país que más gasta en ceda y géneros de lujo, según los aduaneros de Chile y Perú. 153. Escasa cultura y medios de cultura para la mujer: el diario, el confesionario y el teatro, frivolidad, ocio. 158.

[Algunas páginas de costumbrismo como en Zabaleta]

El hombre “A los veinticinco años es ya hombre gastado, marchito, envejecido” (161).

Se separan desde la escuela hombres y mujeres, factor negativo según el autor. 162.

En el matrimonio “La mujer es siempre víctima [por su] ausencia absoluta de ambiciones intelectuales.” (163).

Las mujeres prefieren el adorno a la instrucción, lo que resulta caro y aleja a los pretendientes. 165.

Alcoholismo

“Con las comidas no se gana; lo que da para vivir es la cantina” (170).

En Bolivia se gasta todo en le juego, pero no importa. En Bolivia no hay ni un solo suicidio por una fortuna perdida, decía M. Grandidier.  175.

4.500.000 litros de alcohol consumidos por año por 789,894 hombres. 177.

Como en la Edad Media cuando entre los místicos no se usaba bañarse, en Bolivia se bañan una vez al año o en los meses de fines de octubre a principios de diciembre, cuando hace calor. Sólo hace bien bañarse números impares, pero nunca más de 21 veces porque hace mal. 178.

Estadísticas América Latina en 1909:

Pesos en oro de a 5 francos cada habitante: Uruguay 19.47 (gastos)-19.59 (recursos); Argentina 15, Chile 12, Brasil 8, Colombia 3, México 3, Paraguay 2, Bolivia 2. [pag. 186]

Población:

Uruguay 1 millón, Bolivia 1.8, Argentina 5.7, México 13, Brasil 14, Colombia 4.5, Paraguay 0.6 [600 mil], Venezuela 2,5, Cuba 1.5.

“Para intentar obra de reacción contra todos estos males, no hay que buscar, por consiguiente, los paliativos fuera sino dentro del mismo país” (236).

Se debe educar al indio pero no se puede esperar iniciativa de éstos porque es enemigo de lo nuevo. 237.

Pero se debe eliminar el prejuicio de que el indígena está perdido, que es “raza muerta” (237).

Necesidad de una “radical reforma escolar” (238).

“el gran problema nacional es, repito, pedagógico” (239).

Propaganda contra el alcoholismo. Facilitar la inmigración. Funcionarios no elegidos por política. “libertad de cultos; no tolerancia” 247.

Jorge Majfud’s books at Amazon>>

cine pilitico