Inconsciente colectivo o fantasmas que no perdonan

1982: Peñarol campeón de America. El gol que más disfruté de chico. Ahora, cuando escucho la sirena, creo entender la parálisis de los jugadores chilenos en el tragicamente famoso estadio de Santiago